ZUGSPITZE

TOP OF GERMANY

El pico más alto de Alemania

Con sus 2962 metros de altura, el Zugspitze bate todos los récords. El punto más alto de Alemania alberga tres glaciares, una panorámica de 360° con vistas increíbles a más de 400 picos alpinos de cuatro países y una oferta de entretenimiento para cualquier época del año. Cerca de medio millón de visitantes acuden cada año al Zugspitze atraídos por su encanto. El nuevo teleférico del Zugspitze garantiza una experiencia incomparable. Las dos cabinas de gran tamaño, completamente acristaladas y con capacidad para 120 viajeros, pasan en su recorrido por la torre de acero para teleféricos más alta del mundo (127 metros), salvan el mayor desnivel del mundo en un solo tramo (1945 metros) y cubren el recorrido de cable libre más largo del mundo (3213 metros). Tres récords con unas vistas panorámicas alucinantes.

Excursión por el glaciar del Zugspitze
Visita relámpago al hielo permanente

En el glaciar del Zugspitze, a 2600 metros de altura, no es difícil perder la noción del tiempo. Incluso en pleno verano notará las fuerzas elementales de la naturaleza y podrá ver con sus propios ojos cómo el viento, la roca, la nieve, el hielo y el sol han ido configurado este increíble paisaje montañoso durante miles de años. Un recorrido interactivo por el glaciar (­GletschErlebnisWeg), visitas guiadas por el glaciar y en teleférico, una expedición en trineo por nieve natural, la capilla más alta de Alemania y el ­AlpinPark, un parque alpino para todas las edades, hacen que el tiempo vuele en el Zugspitze. Después de tantas actividades emocionantes en medio de la naturaleza, es necesario recuperar fuerzas. El Zugspitze también tiene una interesante oferta culinaria. Además del nuevo Panorama 2962, situado en la cima del Zugspitze, los exploradores también podrán saciar su apetito en Zugspitzplatt y disfrutar al mismo tiempo de un cine natural.

Tique Zugspitze

El tren de cremallera le llevará en 70 minutos desde la estación de Garmisch-Partenkirchen hasta la Zugspitzplatt a través del túnel del Zugspitze, después de pasar por Grainau y el idílico lago Eibsee. Desde allí, el telecabina Gletscherbahn le llevará hasta el pico más alto de Alemania. Los cerca de 10 minutos de bajada en el nuevo teleférico Zugspitze le ofrecerán unas vistas espectaculares al Eibsee y a la región subalpina antes de que el tren de cremallera le devuelva cómodamente a su punto de partida.

LIVE